Español

El juez sienta en el banquillo a Francisco Granados por la caja b del PP de Madrid | España



El juez Manuel García-Castellón, instructor del caso Púnica en la Audiencia Nacional, ha enviado al banquillo a siete personas por su presunta implicación en la caja b del PP de Madrid y el desvío de fondos públicos durante los Gobiernos de Esperanza Aguirre. El magistrado ha abierto juicio oral, entre otros, contra Francisco Granados, ex secretario general de la formación conservadora y antigua mano derecha de la presidenta autonómica; y a Beltrán Gutiérrez, su exgerente. La Fiscalía Anticorrupción pide 7 años y 10 meses de cárcel para Granados, que ya fue condenado en 2017 a dos años de prisión por el chivatazo que le dio un guardia civil sobre la investigación abierta contra él. El ministerio público también solicita tres años y medio de reclusión para Gutiérrez.

Con esta decisión, que deja el sumario ya pendiente de que lo enjuicie la Sala de lo Penal, el magistrado pone el punto final a una larga causa sobre la financiación irregular del PP de Madrid, que tiene su origen en el hallazgo “casual” de una agenda Moleskine en casa de Granados, durante los registros ejecutados por la Guardia Civil en octubre de 2014. Los investigadores cercaban entonces al dirigente del PP por los oscuros negocios que había tejido con el empresario David Marjaliza, que le permitió amasar supuestamente una fortuna en Suiza. Pero, durante la entrada en su domicilio, encontraron esa libreta, que contiene múltiples apuntes del secretario general sobre actos de la campaña electoral de las autonómicas de 2011 y supuestas anotaciones sobre la caja b.

La agenda Moleskine incluía diversas anotaciones ordenadas en dos columnas y encabezadas, cada una de ellas, por las palabras en inglés “in” [dentro] y “out” [fuera]”. Según los agentes, esos escritos reflejaban las entregas de dinero de constructoras para el partido y las salidas de efectivo. A los donantes los identificaba por sus iniciales. Y al presunto receptor de una parte de ellas, también: “BG”, Beltrán Gutiérrez, el gerente de la formación.

Ese hallazgo, unido a más pruebas y la colaboración del empresario arrepentido David Marjaliza, permitió abrir esta nueva línea de investigación. Las pesquisas llegaron a señalar a la cúspide del PP de Madrid y se imputó a tres expresidentes de la Comunidad: Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes. Sin embargo, los tres fueron sacados posteriormente de la causa. El juez García-Castellón concluyó que no existían indicios suficientes contra ellos, en línea con la Fiscalía y el posterior respaldo de la Sala de lo Penal; y circunscribió toda la responsabilidad de la caja b a Granados y Gutiérrez.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_



Source link

İlgili Makaleler

Bir yanıt yazın

Başa dön tuşu