Español

España ha comprado armamento a Israel por más de 1.000 millones desde que se inició la escalada en Gaza | España



España ha adquirido armamento israelí por valor de más de 1.000 millones de euros desde que se inició el actual conflicto de Gaza el pasado 7 de octubre, según un informe del Centro Delàs de investigaciones para la paz con sede en Barcelona. La identificación de las importaciones de material de defensa de origen israelí es la principal novedad del documento Bu$in€s As Usual. Análisis del comercio de armas español de 2022-23 y argumentos para un embargo de armas a Israel.

El pasado 10 de abril, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró en el pleno del Congreso, a preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián: “Quédese tranquilo que, desde el 7 de octubre [fecha del ataque terrorista de Hamás], España no desarrolla ninguna operación de compraventa de armas con Israel, ninguna”. En realidad, según reconocieron entonces fuentes gubernamentales a EL PAÍS, el presidente cometió un lapsus, ya que las compras de armas israelíes no se suspendieron en ningún momento. “Sería como dispararnos un tiro en el pie”, afirma un alto cargo.

Al contrario de lo que sucede con las exportaciones de armamento, sobre las importaciones no se publican estadísticas oficiales completas. Solo en el informe La industria de Defensa en España, que publica anualmente el Ministerio de Defensa, figuran datos correspondientes a las importaciones de material militar israelí en algunos años anteriores a la última escalada de la violencia en Gaza: 2015 ( 31,2 millones de euros), 2016 (29,1), 2020 (43) y 2021 (47). En este último año, el 1,7% de las importaciones españolas de defensa tuvieron origen en Israel, por detrás de las procedentes de Alemania (40,5%), Francia (33,2%), Estados Unidos (6,2%) o Canadá (3,7%).

El análisis de las bases de datos de comercio exterior (DataComex) permite a los investigadores del Centro Delàs concluir que, solo en algunas categorías específicas de material militar, las importaciones de Israel han sobrepasado los 15 millones anuales desde 2019. Además, según subrayan, las relaciones militares entre los dos países no se limitan al comercio de armamento, sino que incluyen la adjudicación a empresas israelíes o sus filiales de contratos con las Fuerzas Armadas o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad españoles; la colaboración empresarial para acceder a terceros mercados; los proyectos de investigación y formación entre universidades; o la cooperación entre servicios de inteligencia; así como los tránsitos o escalas de buques con material militar.

El informe del Centro Delàs contiene un listado de adjudicaciones de material de defensa a empresas israelíes o a sus filiales desde del 7 de octubre de 2023 por un valor total de 1.027 millones de euros. La relación incluye el Sistema de Lanzacohetes de Alta Movilidad (SILAM) por 576,4 millones, el suministro de 168 sistemas de lanzacohetes Spike por 237,5 millones o de designadores POD para sistemas de combate aéreo por 207,4 millones. Mientras las dos últimas son operaciones de importación de sistemas de armas de la compañía israelí Rafael, la primera es un contrato de fabricación en España con un socio tecnológico israelí (Elbit). El informe también menciona a la compañía estadounidense de sistemas de inteligencia Palantir, adjudicataria de un contrato de 16,5 millones de euros de las Fuerzas Armadas españolas, por sus estrechas relaciones con Israel.

Respecto a las exportaciones de material militar español a Israel, el informe recoge, basándose en las estadísticas de la Secretaría de Estado de Comercio, que estas sumaron 9,7 millones entre 2018 y el primer semestre de 2023. El Gobierno ha asegurado repetidamente que desde el 7 de octubre no se ha aprobado ninguna exportación de armamento a Israel, pero el Centro Delàs ya reveló que en noviembre de 2023 se exportó munición por valor de 987.000 euros desde la planta de la compañía Nammo en Palencia con destino a la firma israelí Elbit. A ello se suma la exportación de una partida de municiones/proyectiles por 125.240 euros en diciembre y de vehículos blindados por 714.680 euros entre octubre del año pasado y febrero de este año aunque, a falta de que se publiquen las estadísticas oficiales, en esos dos casos el destino último de esas exportaciones sería Filipinas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

SIGUE LEYENDO

El Gobierno ha asegurado que las exportaciones materializadas después del 7 de octubre correspondían en todos los casos a la ejecución de licencias concedidas con anterioridad, ya que después no se ha autorizado ninguna. Según el informe, España ha sido, con un valor total de 1,1 millones de euros, el quinto país de la UE que más armamento y munición ha entregado a Israel desde que comenzó la actual ofensiva sobre Gaza.

El Centro Delàs reclama que, ante la dramática situación en la Franja, se revoquen las licencias de exportación ya concedidas y también se suspendan las importaciones, mucho más importantes desde el punto de vista económico, ya que “fomentan la viabilidad de la industria militar de Israel y favorecen la militarización y ocupación militar de Gaza”. Los investigadores recuerdan que, al igual que las exportaciones, las importaciones de material de defensa deben contar con una autorización administrativa previa y piden que se apruebe una reforma legal para “limitar la enorme discrecionalidad de que dispone el Gobierno en esta materia, prohibiendo explícitamente que se pueda adquirir material de defensa de países que han cometido genocidio, crímenes de lesa humanidad o han atacado a personas civiles o bienes de carácter civil”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_



Source link

İlgili Makaleler

Bir yanıt yazın

Başa dön tuşu